Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2020

Cebolla

Imagen
Anoche soñé contigo, otra vez. Ese sueño viscoso, pegado como gelatina debajo de mis párpados. Ni si quiera me he acordado hasta hace un rato, cuando me he despertado de la siesta y he caído en la cuenta. 
Vino Íñigo, ayer, a la oficina, a contar no se qué historias de que se va a pedir unos meses para viajar y salir de su zona de confort y aprender a vivir con menos para conocerse más y toda esa ristra de gilipolleces que dicen los pijos que tienen un papá que pague sus facturas.  Y a mí que me importa, íñigo, Iñiguito, con tu nueva bici de montaña y tu vuelo a Tumbuktú. 
Me preguntó por ti, el subnormal de íñigo: 
“Laura, Laurita, — eso lo teníais en común, lo de los diminutivos— y de Fede, ¿sabes algo? Qué pena lo vuestro, tía… Con las risas que nos echábamos en el pádel. Era un grande, Fede, un tío en condiciones. Sólo por su revés te deberías pensar lo de volver con él, mujer, ¿tanto te cuestan un par de polvos a la semana?”
Yo le reí la gracia aunque no tuviese ninguna. Las río siemp…
El contenido de este blog está protegido mediante licencia Creative Commons a no ser que se especifique lo contrario.

Licencia Creative Commons