Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2018

La verdadera historia de Blancanieves

Imagen
Érase una vez, en un reino muy muy lejano, una astuta reina que cosía cerca de la ventana de su alcoba de palacio. La joven reina, remendaba la ropa de su rey mientras contemplaba la nieve que cubría los jardines y pensaba en la hija que llevaba en su vientre. Entre remiendo y remiendo, la reina deseó que su hija fuese bella, muy bella, no porque considerase esta como la cualidad más idónea y valiosa en una mujer, sino porque esta reina, astuta y despierta como ya dijimos, conocía las dificultades de ser mujer en sus tierras, la presión a la que las doncellas se veían expuestas y los estrictos juicios corporales a los que la princesa se tendría que someter tan solo por ser una niña, y deseaba la reina, que  de entre las muchas batallas que la princesa tuviese que librar, la de su cuerpo no fuese una de ellas. La reina, estaba convencida de  que la solución a este problema no consistía en que su hija se adaptase a estos rígidos y estrictos moldes absurdos, sino que era necesario elimi…

Diarios

Imagen
Fue como en uno de esos relatos de Galeano en los que la poesía y la realidad caminan de la mano, entrecruzándose, y al final ya no eres capaz de distinguir donde está una y dónde la otra.

Marcial y Ana se conocieron una noche de verano de brisa suave y calor en el pelo, de las que arrastran  por el aire flores y salitre y nos recuerdan que aún estamos vivos durante un poco más de tiempo.

En la aldea de Marcial se celebraba el cumpleaños de Néstor, y Ana, su prima, se encontraba en el pueblito cuidando de su vieja y enferma tía Remedios.

En la noche de la celebración se conocieron Ana y Marcial, y en esa noche caprichosa de bailes lentos y manos en la cintura, a ambos se les derritió el corazón en medio del verano.



Unos que ojos se miran desde lejos, un joven que se aproxima con cualquier excusa para robar una sonrisa, para hacer un chiste, para orquestar una carcajada. Y ambos aprovechan la excusa y salen a bailar, y se rozan las manos y se rozan los cuerpos, y ambos aumentan un poco…
El contenido de este blog está protegido mediante licencia Creative Commons a no ser que se especifique lo contrario.

Licencia Creative Commons