Aproximaciones

Fuimos la sombra, la lluvia y el gris.
Fuimos los cuervos encaramados a las ramas. el dolor profundo de la pérdida, la guadaña de la muerte, la pena infinita, el dolor sangrante, el hambre de la guerra. La desolación y los cuentos inacabados. Nuestros propios cuentos que se quedaron sin porvenir, se les rompió el final. Se emborronó la tinta.

Fuimos el valor y el coraje, la ira contenida junto al miedo en la garganta. Masticamos la rabia y rumiamos el odio.
Lloramos ríos, mares y océanos, y nunca nadie vio resbalar una lágrima por nuestras mejillas.
La fuerza. El valor.

El dolor transmutó en fortaleza a la vez que recordábamos los brazos fuertes de nuestros hombres en la noche.

Terminamos exhaustas, sombras de un futuro roto y un pasado que todavía recordaba al terciopelo.
Empezamos de nuevo, presas del horror y la pena. Y nunca más volvimos a hablar de ello.



Comentarios

  1. ufff que miedín, creía q ya no volverías a escribir

    ResponderEliminar
  2. Creo que este es el que mas me gusta hasta el momento de lo que has escrito :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

El contenido de este blog está protegido mediante licencia Creative Commons a no ser que se especifique lo contrario.

Licencia Creative Commons



Entradas populares de este blog

Enrededos en la lengua

Señora Presidenta

Gloria

La verdadera historia de Blancanieves

El naufragio