Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Seguridad

El día que menos te lo esperes voy a sacar el más permanente de mis rotuladores y voy a dibujar una sonrisa en tu cara. Te voy a atar de pies y manos y te voy a hacer cosquillas hasta que te duelan las costillas. Voy a hacer que te desprendas de tu armazón, de tu casco y de las rodilleras. Te voy a quitar el arnés, y si me dejas la ropa también. Te pondré una venda en los ojos para que saltes sin mirar al vacío. Desaparecerán los cuervos, los buitres, los cinturones de seguridad, el por si acaso (el por si acaso siempre fue un fracaso), los kleenex y también el miedo. Así, poco a poco, te iré haciendo más feliz, más segura sin tener medidas de seguridad, sin el pilotito rojo, los triángulos amarillos y el chaleco fosforescente. Dejarás de ser la princesa que se encierra en la torre de su castillo y comenzarás a ser el príncipe que busca aventuras. Así, poco a poco, te devolveré la fe sin que tú te des cuenta. Te pondré el mundo en una mano, para que te lo comas de un bocado y sin hacer…
El contenido de este blog está protegido mediante licencia Creative Commons a no ser que se especifique lo contrario.

Licencia Creative Commons