Escribir

Mi vía de escape es escribir. Escribo si me duele. Si me ahogo o si me asfixio. Escribir para olvidar, aunque también escribir para no olvidar. Escribo si estoy triste, si me siento insegura o si mi mente paranoica está a punto de hacerme daño a mi misma. Escribir es mi terapia, mi manera de hacer que mi corazón lata más despacio cuando pierdo los nervios. Es la venda que me pongo para no sangrar.
Ahora ya te has enterado, si te gusta léeme.

Comentarios

  1. Escribir es para mi lo mismo, por eso a veces me da pánico poner sobre escrito lo que pienso, lo que está ahí escondido en el fondo porque me da miedo sacar a la luz y no poder enfrentarme a ello. A veces escribir me da miedo, porque cuando escribo soy yo sin tapujos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

El contenido de este blog está protegido mediante licencia Creative Commons a no ser que se especifique lo contrario.

Licencia Creative Commons



Entradas populares de este blog

Enrededos en la lengua

Señora Presidenta

Gloria

La verdadera historia de Blancanieves

El naufragio